Congreso Internacional de Escuelas en la Naturaleza de Zurich

Zurich 4 y 5 de mayo 2019

EdNa ha estado en el Congreso Internacional de las Escuelas en la Naturaleza, como “embajadora” de España. El congreso se ha celebrado en el “bosque del arroyo del elefante”, en las afueras de Zürich, los días 4 y 5 de mayo de 2019, para conmemorar el Día Internacional de las escuelas en la naturaleza, el día 3 de mayo. Allí se encuentra la primera escuela en la naturaleza de Suiza, Wakita. La organización corrió a cargo de la federación suiza de escuelas en la naturaleza, Feuervogel, con la colaboración de Petra Jäger, fundadora de la primera escuela en la naturaleza homologada en Alemania. El evento se celebró íntegramente en el bosque, bajo el sol, la lluvia, el granizo y la nieve. ¡Tuvimos la suerte de convivir con todos los elementos! La conferencia se planteó como un evento horizontal, sin jerarquías ni estrellas invitadas.

El sábado por la mañana, los asistentes pudieron visitar proyectos cercanos o debatir con estudiantes de la Universidad de Constanza. Por la tarde se fueron celebrando una treintena de presentaciones y talleres en paralelo, en diferentes espacios en el bosque. A EdNa le tocó hablar sobre naturaleza inclusiva, con unos 50 asistentes a la presentación (una cuarta parte del total). Hubo también mercadillo de materiales y libros, para quien deseara cargar -físicamente- con nuevas ideas a casa.

     

El domingo hubo una sesión de tormenta de ideas sobre las necesidades que tiene la educación de la naturaleza en el mundo y los compromisos que con ella estábamos dispuestos a asumir los asistentes. EdNa fue la encargada de redactar, a modo de conclusión, un contrato que recogiera las impresiones de los 250 asistentes de 20 países diferentes de todo el mundo (Suiza, Alemania, Italia, Francia, Polonia, Chequia, Reino Unido, Lituania, Rumanía, Turquía, Finlandia… pero también India, Botswana o Chile). ¡Todo un reto! La ceremonia de clausura fue un momento mágico de creación colectiva de fuego, bajo los tilos gigantes, fuego que quedó ardiendo en el bosque bajo nuestras miradas y en nuestros corazones.

        

         

¡Nos vemos en los bosques el próximo año!