La Revolución del Juego

Compartimos con vosotrxs un artículo que han publicado Diana y Diego, los creadores del proyecto Esto no es una Escuela. Todo un gusto en el día de hoy, 28 de Mayo… Día Internacional del Juego.

“Por todas partes, en cualquier país, en todas las culturas, los niños y niñas juegan. Para ellos, jugar es tan natural como respirar. No necesitan juguetes, no necesitan que les enseñemos. Pero sobre todo, no necesitan que les demos permiso. Jugar es la expresión de su curiosidad, de su hambre de explorar todo lo que les rodea. Quizás el juego sea el único espacio de libertad que les quede a los niños, el único en el que pueden aprender que sus manos, por pequeñas que sean, pueden transformar el mundo.

Jugar, jugar libremente, con la imaginación como bandera y sin aditivos tecnológicos ni manuales de instrucciones. El juego libre no es solamente una actividad. Es, sobre todo, una actitud mental que nos permite aprender nuevas habilidades y encontrar soluciones creativas. Una actitud que la psicología positiva ha denominado “flujo”…”

Leer artículo completo

revoluciondeljuego

El juego rompe todas las barreras. David Robert Bliwas

 


 

Anuncios

Trastorno por Déficit de Naturaleza

frato-arquitectoEl contacto directo con la naturaleza favorece la autonomía, la creatividad, el interés por aprender y la salud tanto física como mental en los niños y niñas. La sociedad debería asumir el reto de hacer posible ese contacto.  

Los palos, ramas, piedras, montículos, tierra, caminos, insectos, huellas, escondrijos y recovecos de un bosque o un parque, no tienen instrucciones de uso. Los espacios naturales además cuentan con una serie de características que favorecen el juego libre, la creatividad y el desarrollo de las emociones, las capacidades físicas y cognitivas: son espacios abiertos en los que correr y poner en marcha los músculos del cuerpo saltando, trepando, agachándose, subiendo y bajando; son espacios saludables donde no llegan o llegan atenuados el polvo, el ruido y el humo del tráfico; son espacios que favorecen el uso de todos los sentidos para comprender y asimilar el entorno, no invitan a que la atención se focalice en un único punto como ocurre por ejemplo cuando los niños y niñas ven la televisión; son espacios de vida, donde todo está interconectado mediante las leyes de la física y la biología en un delicado equilibrio del que el ser humano forma parte; en un espacio natural hay respeto absoluto en cuanto a las necesidades de cada cual.

Continúa leyendo el artículo : El Mundo Ecológico